Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cuando estés esperando, ya sea en la cola del supermercado, un semáforo en rojo, en el andén del metro, alguien que llega tarde o el “por favor espere” de algún dispositivo (ordenador, tv, móvil, tablet, etc.), aprovecha la oportunidad para estar en el momento presente.

 

esperas mindfulness

 

Puedes empezar con un par de respiraciones profundas para ayudar a aliviar la posible tensión por tener que esperar. Y luego hay varias formas, utiliza la que te sea más fácil en cada situación. Algunas:

  • Conciencia a la respiración. Ya sea siguiendo el recorrido de la respiración, notando el ascenso y descenso del abdomen o pecho, notando las sensaciones en un punto por la nariz o contando exhalaciones. Utiliza la técnica que sea más sencilla para centrarte en la respiración.
  • Escanear el cuerpo, sintiendo las sensaciones físicas, desde la planta de los pies a la cima de la cabeza durante la inhalación y durante la exhalación desde la cima de la cabeza a la planta de los pies.
  • Escuchar sin juicio los sonidos que llegan, permitiendo y aceptando cualquier sonido que surja.
  • Alguna breve meditación.

Es normal estresarse un poco por tener que esperar. Por un lado, estamos constantemente en el modo hacer, producir, donde parece que tenemos que aprovechar cada momento. Por otro, muchas esperas perdemos la capacidad de control, no decidimos nosotros, estamos a expensas de cosas que no tenemos influencia y nos cuesta dejar de intentar controlar.

En ocasiones, lo difícil es acordarse de estar en el momento presente. Nos puede ayudar la recomendación de Juan, un alumno de clases de mindfulness, cuando estaba practicando con las esperas. Para acordarnos, podemos utilizar como señal sacar el móvil. Solemos coger el móvil, de manera automática, en cada rato de espera, sacarlo nos da la señal para recordarnos que es un momento para disfrutar del presente.

Aplicar mindfulness durante las esperar tiene dos beneficios: abandonar el estado estresante y disfrutar de un tiempo extra de práctica a lo largo del día.

Así que la próxima vez que tengas que esperar, en vez de estresarte innecesariamente puedes decirte: ¡Estupendo! Tengo un momento para disfrutar de estar en el presente.

 
 


Si quieres probar una clase de mindfulness gratis en Madrid deja tu mail:

e-mail

 


Chozen Bays, Jan (2012). Como entrenar a un elefante salvaje y otras aventuras de la conciencia. Aguilar

photo credit: suzyhazelwood DSC03545-03 via photopin (license)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin
X