Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Cada vez que suene el teléfono:

  1. Haz una pausa de quietud, deja lo que estés haciendo.
  2. Una o dos respiraciones conscientes. Permítete soltar.
  3. Sonríe.

 

estrés telefono mindfulness

 

Si recibes pocas llamadas, puedes utilizar el móvil para hacer que suene una campana cada cierto tiempo o puedes utilizar el sonido de los mensajes.

Es una práctica de los retiros de Thich Nanh Hanh. Allí cada vez que suena una campana cada persona deja lo que esté haciendo (ya sea dando una charla, manteniendo una conversación, comiendo, caminando, barriendo) hace tres respiraciones y sonríe.

Recibir muchas llamadas, algunas de personas difíciles, puede ser una fuente de estrés. En vez de coger el teléfono de manera inmediata, hacer una pausa, respirar y sonreír nos ayuda a reducir la inquietud.

Desarrollar este hábito, además de reducir el estrés, nos ayuda a despejar la mente antes de cada llamada. Es una pausa que refresca. Así podemos hablar con la otra persona con una mente clara y un corazón abierto.

 


Si quieres probar una clase de mindfulness gratis en Madrid deja tu mail:

e-mail

 


Chozen Bays, Jan (2012). Como entrenar a un elefante salvaje y otras aventuras de la conciencia. Aguilar

photo credit: Kroejsanka Another day in Paradise

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin
X