«El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.» Buda

En los momentos difíciles es útil reconocer que parte es la inevitable, el dolor, para aceptarlo de la mejor manera que podamos. Y qué parte es el sufrimiento creado por la mente que a lo mejor podemos reducir.

¿Sabes qué es el dolor y qué es el sufrimiento?

Al hablar de sufrimiento me refiero a insatisfacción o a la ausencia de un contento más permanente. La angustia o el desequilibrio emocional, el malestar psicológico, la inquietud, la resistencia, el rechazo el resentimiento, la ansiedad, etc. No es sólo patologías psicológicas, son cosas que nos pasan a diario, como:

Por la noche al no dormir: “Son las dos y no me he dormido y mañana tengo una reunión importante y voy a estar atontado. Tengo que dormirme ya.” El dolor puede ser que las cosas no son como le gustarían o estar dando vueltas en la cama. El sufrimiento es el rechazo a la situación. Estás en casa leyendo tranquilamente y el vecino pone la música más alta de lo normal y de ser algo desagradable pasa a: “esto no lo soporto más. ¡Pero qué se cree! Lo hace para molestarme. ¡Qué desgraciado!” El dolor es la música que llega, el sufrimiento el resentimiento hacia el vecino. Tu jefe te pide que te quedes media hora más tarde para tener una reunión cuando estabas a punto de salir y además de la molestia de salir más tarde empiezas a preocuparte: “Seguro que me pide rehacer el informe de ayer, joder, con todo el tiempo que lleva” o “me va a pedir aumentar las ventas porque van regular» El dolor es tener que quedarse, el sufrimiento la ansiedad por lo que puede pasar.

Por ser humanos y tener un cuerpo y una mente vamos a padecer dolor físico y emocional. Luego está el sufrimiento, la reacción ante el dolor, es lo que la mente añade, las capas que superpone a la experiencia negativa. Agregamos de manera innecesaria a la experiencia la inquietud, resistencia, resentimiento, rechazo, la ansiedad, etc. El sufrimiento es lo que podemos disminuir.

Para que tengas una imagen visual del dolor y del sufrimiento, para que puedas ver la diferencia y recordarlo te recomiendo leer la parábola de la flecha de Buda.

Experimentar dolor es como ser alcanzado por una flecha y que la reacción, la resistencia, a ese dolor es ser alcanzado por una segunda flecha, el sufrimiento.

Espero que tengas más claro la diferencia entre el dolor y el sufrimiento.

Para que puedas llevas a tu día a día lo que has visto te propongo el siguiente reto: En las experiencias desagradables ¿Qué es dolor y qué es sufrimiento?

Cuando estés pasando por algo desagradable:

  1. Haz una pausa y algunas respiraciones conscientes.
  2. ¿En esta experiencia desagradable qué parte es dolor? ¿Cuál ha sido la primera flecha?
  3. ¿En esta experiencia desagradable qué parte es sufrimiento? ¿Cómo has reaccionado al  dolor? ¿Cuáles han sido las segundas flechas?

 

Apúntate al newsletter para recibir los vídeos, artículos, actividades, meditaciones y más

Suscríbete

 


Facebooktwitterlinkedin
X